Política

Botella tacha a Beardo de insolidario e hipócrita tras sus declaraciones sobre el acuerdo del Gobierno con la FEMP

Jueves, 6 Agosto, 2020 - 08:43

Javier Botella, portavoz de Unión Portuense, sale al paso de las declaraciones del alcalde sobre el acuerdo aprobado por la FEMP y el Gobierno de España. La FEMP es la Federación Española de Municipios y Provincias de donde el propio Germán Beardo es vicepresidente de Relaciones Internacionales.

Desde Unión Portuense, como única formación cien por cien portuense en nuestro ayuntamiento, sin órdenes o intereses de partidos estatales desde Madrid, nos vemos en la obligación de analizar esta noticia desde nuestra perspectiva única y exclusivamente municipalista, y de camino como alcalde de la ciudad. Nosotros fuimos los primeros en solicitar el uso del remanente de tesorería, el llamado “superavit” como medida extraordinaria para paliar los efectos de la pandemia en lugar de seguir pagando deuda ‘extra’ a los bancos. Medida a la cual Germán Beardo se adhirió rápidamente sacando notas de prensa, incluso una moción estándar de las que te preparan en Madrid. El PP se allanaba el terreno para soltar la rajada pasara lo que pasara.

¿Qué ha pasado?
Por primera vez, y desde hace muchos años, el gobierno central va ayudar a los ayuntamientos, y Beardo ha sacado un comunicado infantil, partidista y repleto de falsedades. Aun en plena crisis, el PP ya sea en Europa votando contra los intereses nacionales o ahora usando a sus ayuntamientos, no muestra solidaridad con el conjunto de la nación. A esto se le suma que la propuesta de Beardo es hipócrita y peca de intereses cortoplacistas, algo propio de la mala política municipal. Resultados rápidos para revalidar mandatos en vez de mirar por los intereses de la ciudad a medio y largo plazo.

La propuesta de Unión Portuense pasa por derogar las Leyes Montoro y que los municipios ganen autonomía para manejar sus propias cuentas, pero le recordamos a Beardo que autonomía no es lo mismo que egoísmo y no podemos dejar de lado los problemas del resto del país. Lo primero que solicitamos, y que le ha faltado a Beardo a parte de no mentir, es prudencia. Hemos hablado con varios técnicos habilitados y ni ellos tienen claro todavía cómo se va articular el acuerdo, ya que debemos de recordar que este acuerdo sirve para escapar parcialmente de las Leyes Montoro del propio PP.

Las Leyes Montoro del PP siguen vigentes, leyes que han servido para asfixiar a los ayuntamientos, por lo tanto, agradezco la hipocresía de Beardo si solicita su derogación, pero también le pedimos un poco de altura de miras, ¿Por qué altura de miras? Porque el acuerdo Gobierno-FEMP es un paso de gigante en comparación con lo que el PP nos dejó y porque esconde ciertas ventajas, que la simple derogación parece no ofrecería.

Beardo ha dicho muchas mentiras en su nota de prensa: “el gobierno nos exige” falso, es voluntario; “hemos seguido a rajatabla el plan de ajuste” falso, incumplimos constantemente; “ahorro con mucho esfuerzo” falso, el ahorro del que habla Germán no es un ahorro VOLUNTARIO, si fuese un ahorro voluntario ¿Por qué en vez de ahorrar no pagan lo que deben o hacen inversiones? El ahorro es debido a la falta de capacidad de ejecución presupuestaria, en definitiva, no tenemos capacidad para gastar este dinero en los ejercicios correspondientes. Y mi pregunta es, si no hemos tenido capacidad de gastarlo en 2018, ni en 2019, ni en 2020.

¿Qué le hace pensar a Germán que tendremos capacidad de gastarlo en 2021? Si ni si quiera tenemos capacidad de gastar los 10 millones de € de la EDUSI.

¿Qué ofrece este acuerdo?
Por un lado, ayudar al Estado Español para que financie políticas públicas, ayudas públicas de las cuales los portuenses se verían beneficiados ¿El Puerto sigue en España? Pues eso. El acuerdo ofrece una devolución inmediata como mínimo del 35% de lo prestado, teniendo en cuenta que antes no podíamos usar nada, ese 35% es mucho, y una devolución con intereses a favor de los municipios pudiendo alcanzar el 150%, (vamos a recibir más de lo que prestamos), dándonos la posibilidad de una financiación progresiva. En vez de tener mañana ese 100%, que no vamos a tener capacidad de gastar y es una evidencia porque si no por qué no se ha gastado previamente, vamos a tener la posibilidad de que ese dinero revierta por un lado de manera indirecta a través del estado y de manera directa, con AUTONOMÍA como reclamamos, de una manera progresiva en un medio plazo y con intereses a favor de nuestro municipio.

Con una lectura rápida del acuerdo se aprecia claramente que pasamos de tener un dinero exclusivo para pagar deuda ‘extra’ a los bancos debido a las leyes del PP, a poder usar ese dinero y recibir a cambio intereses a favor. Podemos debatir muchos detalles, veremos si podemos acogernos o no, pero el resumen a priori es ese y no valorarlo positivamente, o tacharlo de “injusticia sin precedentes” como hace Beardo, es una muestra de hipocresía infinita. Por un lado, porque son las leyes del PP quienes impiden mejorar estos acuerdos, si es que se pueden mejorar. Por otro, porque usar el argumento de la pandemia para anteponer los intereses de la ciudad al pago de la deuda, o en este nuevo escenario para ayudar al estado español, cuando los 8 años anteriores que esta ley ha estado vigente maltratando a los ayuntamientos y por ende a los portuenses, ellos han permanecido en silencio o defendiéndola.

Así que, como alcalde de nuestra ciudad, le pedimos que deje los intereses partidistas de lado, póngase a trabajar y presente de una vez unos presupuestos de verdad, que llevan 14 meses y seguimos sin borrador del presupuesto. Dejen de vender “AIRE”, analicen con prudencia las ventajas reales de este acuerdo y si podemos ayudar a todos los españoles y mejorar las arcas portuenses, ya vamos tarde.