Urbanismo y Patrimonio

Urbanismo inicia diversas actuaciones de urgencia en el centro

Viernes, 15 Diciembre, 2017 - 13:01

El Área de Urbanismo ha ordenado diversas actuaciones en inmuebles de la calle Descalzos, en concreto en los números  3, 4 y 5, siendo el del número 4 con carácter de urgencia. En todos los casos, las intervenciones se deben a peticiones de los propios vecinos y ante situaciones de insalubridad, lo que ha llevado al área municipal a tener que actuar y tomar medidas orientadas a mejorar la calidad de vida de las personas.

En el caso concreto del número 4, donde la actuación ha sido de urgencia, se ha tenido que proceder a la desconexión de suministros y proceder a la limpieza de basuras y materiales mediantes cubas mixtas para eliminar el peligro que conllevaba su presencia.

De igual forma, se ha realizado un tabicado provisional de huecos de planta baja, así como la retirada de los restos de un cartel de publicitario. Y la reparación, resanado y pintado de planta baja. Al tener un carácter de urgencia, el  área de Urbanismo ha tenido que asumir el coste de estas obras, que alcanza un coste de ejecución material de 2.385,27 euros, el cual se verá incrementado al final a un total de 3.434,56 euros, y que ahora deberá asumir al completo su propiedad.

Con esta intervención, además de implementar la seguridad de vecinos y viandantes, se pondrá fin a los problemas de malos olores ni la continua presencia de roedores e insectos en la zona por culpa del estado de este inmueble.

En el caso del inmueble del Número, Urbanismo también ha tenido que intervenir después de que la propiedad del mismo no llevara a cabo las obras decretadas para que procediera a la reparación, resanado y ornato de la fachada y a presentar la documentación del técnico competente que avale  la estabilidad del inmueble. El inmueble se encontraba deshabitado, cerrado y en un estado de total abandono.

 

Otra actuación de emergencia en calle Luna por inmueble abandonado

Por otro lado, Urbanismo ha ordenado con carácter de emergencia una actuación en un inmueble de la calle Nevería 16, ante el riesgo que representa su estado de abandono sobre la vía pública, agravado en estas fechas navideñas por la mayor presencia de viandantes por la zona y al situarse justo enfrente del Área de Bienestar Social del Ayuntamiento.

En concreto, se ha ordenado el picado, limpieza y retirada a vertedero del enfoscado en mal estado, el desmontaje de la marquesina de chapa del escaparate, el revestimiento con paneles de madera de reja de escaparate, la colocación de una red en la fachada con cables de acero para evitar desprendimientos, la limpieza de elementos de fachada y la revisión de los elementos de madera de la fachada. Todos estos trabajos tendrán un coste final de 8.529 euros que deberá asumir inicialmente el Ayuntamiento, pero que deberá abonar íntegramente la propiedad de la finca.

Se da la circunstancia de que sobre esta finca se dictó una orden de ejecución en junio de 2010 para que la propiedad tomara las medidas necesarias para garantizar la seguridad del inmueble, sin que se asumiera esta responsabilidad, lo que ha provocado que se acumulen ya diez multas coercitivas sobre la finca.

Esta se encuentra totalmente abandonada sin que desde entonces su propietario haya garantizado el cumplimiento de las medidas de seguridad ordenadas por el Ayuntamiento, lo que ha llevado al desplome de forjados y elementos del inmueble, con un estado de la fachada que refleja su situación de abandono, con parte de los revestimientos desplomados y el resto abofados y a punto de desprenderse, lo que ha provocado la intervención municipal.

El teniente de alcalde de Urbanismo, Ángel Quintana, ha sido muy claro al asegurar que “nuestra labor es trabajar por evitar que haya inmuebles en este estado, máxime cuando, en casos como éste, a la propiedad se le ha dado tiempo suficiente para poder actuar y solucionar un problema grave que puede afectar a los viandantes”.

Por eso, ha vuelto a insistir en que “desde nuestra concejalía invitamos propietarios los inmuebles en el casco histórico a que cumplan con las disposiciones vigentes y nos ayuden a preservar el patrimonio que como legado hemos recibido todos los portuenses. En este sentido, no descansaremos ni dudaremos en tomar medidas que impulsen la puesta en valor de nuestro centro y que, de forma paralela, garantice la seguridad de las personas”.